TREND

En Italia una directora es “un director mujer”


En Italia es increíble la presión social que viven las mujeres. Una de las evidencias más frecuente es un detalle de pura semántica que representa una señal social contundente. y, de mi punto de vista, inaceptable.

En Italia si una mujer tiene un cargo de responsabilidad, pretende que su título se diga en versión masculina. Una ministra en Italia es un “ministro”, una directora es un “director”.

Un reportaje de RAI2, la televisión pública italiana, nos da un ejemplo de esta absurda costumbre del Bel Paese.
La historia es buenísima, la puedes también ver en el video aquí arriba:
Daniela Pesce es una enóloga italiana, en el report cuenta de como fue difícil ser aceptada en un mundo de hombres siendo ella una de las pocas mujeres a decidir emprender en el sector del vino. Antes cursó los estudios en una escuela donde un prof un día entró y viendo que había algunas estudiantes dijo “No se por qué las tías no se quedan en casa a coser y cocinar”. Las premisas son espeluznantes y Daniela Pesce personifica la revolución femenina, ella pudo con todo esto y se convirtió después de muchos años de duro trabajo en una enóloga reconocida, jefa de una empresa y presidente de una comisión para analizar los componentes del vino.
El sagaz entrevistador pregunta a Daniela “Puedes quitarnos una duda, ¿cómo quieres que te llamen: enólogo o enóloga?”. Y ella, en un golpe muy itálico de contradicción contesta sorprendentemente textuales palabras:

“¡Enólogo, enólogo! yo me considero un enólogo! Enóloga no se… nunca lo vi… Me siento un enólogo al mismo nivel que mis colegas hombres”.

Y yo me quedo helado.

Me recuerda una conversación que tuve dentro de un taxi en calle Mayor, en Madrid. Estaba de visita una directora de un hospital que se encuentra en el norte de Italia. Ella se presentaba como una feminista convencida. Y le pregunté “¿por qué entonces te haces llamar director y no directora?”
Ella me contestó visiblemente nerviosa:
“Yo pretendo que me llamen director, porque tuve que trabajar duro para llegar a ganarme este respecto”

Me parece decepcionante como punto de vista. Como si una directora no fuera merecedora de respeto.

Una “commissaria” a cargo de una importante institución es un “commissario donna”, como se encuentra en este artículo de la Repubblica.

Un comisario mujer = Una comisaria.

Me gustaría ver que en Italia se empezaran a utilizar “los femeninos” también para los trabajos de mayor responsabilidad.
Es triste ver a mujeres que manifiestan su sensibilidad y luego pretenden que se les llame “director”, como un hombre. Cocinero, en lugar de cocinera. Parece ser un sencillo matiz semántico, pero no lo es.

Te puede interesar:

  • Screen Shot 2016-01-10 at 04.01.20
    Edvard Much. Arquetipos.
  • the_lobster_cadre
    Langosta 2014
  • portada2
    El algoritmo perfecto necesita a los humanistas
  • PARIS ATTACK REPORT
    ESTUVE EN PARÍS EL 13 NOV – PARÍS ATTACK REPORT
  • CARNE ROJA
    Carne Cancerígena – Ahora lo dice el OMS
Sorprendente
Inaceptable
Machismo semantico
Divertido
Final Thoughts

Tu opinión nos importa: ¿Crees que una mujer directora tiene que pretender ser llamada director? ¿Cómo consideras esta costumbre italiana de utilizar la versión masculina para los cargos de mayor responsabilidad?

Overall Score 3.6
Readers Rating
0 votes
0