Captura de pantalla 2014-03-07 a las 06.07.51 copia THE ACCADEMY

Horrores sobre “Cómo complacer a una mujer”


La propaganda de muchas mujeres sobre como quieren a los hombres merece una traducción para que se entienda en su valor más intimo:

Cosmopolitan, una revista dedicada mayoritariamente a las mujeres nos indica algunas decenas de maneras para complacer a una mujer. Ninguno de los tíos va a leerlo, esto está claro. Pero es interesante como esto puede influir en la visión y las expectativas o pretensiones de las lectoras.

Para ponerlo lo más claro posible voy a traducir al lenguaje masculino como ellas (de Cosmopolitan) esperan que seamos nosotros los hombres. Es una visión terrible.

Para complacer a una mujer:

1 – Si te escribe estás obligado a contestar. Ella no. Tú sí. Da igual si escribe alguna tontería sólo para controlarte. Ella tienen el derecho de no contestar porque lo valen ¿Tú, cabrón, cómo te permites no contestar?
2 – No le digas que pare cuando se está tomando una lluvia de chupitos. Esto me parece sagrado. Pero lo mismo vale también al contrario.
3 – Si hay algo pesado, lo tienes que llevar tú (hombre). Porque sí. A mi me sigue gustando más el concepto de que nos repartamos sin pretensiones el 50% las cargas.
4 – Tienes que montarle la libreria de Ikea. No comment. Ya que ganas más que yo, contrata a alguien ¿no?.
5 – Tienes que ser comprensivo si está obsesionada con el trabajo. Si tú (hombre) estás obsesionado con el trabajo eres un cabrón insensible.
6 – Tienes que aceptar que ganamos más dinero que tú (hombre) . ¡Por fin la admisión de que la sociedad os está devolviendo la justa compensación por vuestro esfuerzo! ¿Por qué sigues pretendiendo que te abra la puerta, colarte en las colas sin remordimiento, que te lleve las cosas pesadas, que te monte los muebles, que pague la cuenta en el restaurante? Esto es tener morro…
7 – Llévale galletas y dulces cuando ha tenido un mal día de trabajo. Si tú (hombre) has tenido un mal día de trabajo te aguantas.
8 – Déjala en paz cuando ve sus fantásticas series televisivas o culebrones. Ellas prometen que te dejarán en paz cuando ves un partido o Star Treck. Ojalá sea verdad, ganaríamos todos.
9 – Tienes que decirle lo que sientes en vez de comportarte de manera rara. Si ellas no tienen el control absoluto sobre ti, se vuelven locas. Por esto no les gusta que no des pistas.
10 – Friega los platos. ¿Qué friegue los platos? ¿Habéis visto qué foto han puesto con este comentario? (Aquí abajo hay un slide de fotos…) Creo en el dogma del 50%. Por ejemplo, yo cocino el 98% de las veces a las mujeres. Ellas limpian.
11 – Cuando sabes que ella tiene la regla compra grandes tabletas de chocolate. Pero no se las des, simplemente déjalas a la vista en el frigorífico. Traducido: preocúpate que no tomen como una ofensa que les compraste chocolate. Qué fuerte.
12 – Tienes que ser un gran cocinero. Sobre todo para evitar problemas de envenenamientos, añado yo.
13 – Vete a buscar cosas para nosotras, como el agua después de hacer sexo o el desayuno por la mañana. No comment. El consejo está asociado a una imagen elocuente (Aquí abajo hay un slide de fotos…).

14 – Esto es lo mejor de lo mejor. Si vas a hacer algo que crees necesite un permiso, pide a ella el permiso, le darás una buena impresión. ¿Pedir permiso? ¿Qué es mi pareja o mi mamá? ¿Tengo acaso 8 años? ¿Qué tipo de relaciones tenéis? Un hombre que se comporta así, es un desastre para vosotras. Luego os quejáis que estáis frustradas…
15 – No aparezcas por sorpresa en noches de solas chicas. No se a que tipo de relaciones os estáis refiriendo, pero en todos los casos esto es algo reciproco.
16 – Limpia, ordena, pon la lavadora y dame un masaje si ando con estrés. ¿Algo más?
17 – Organiza planes así nosotras no nos tenemos que preocupar de nada. No comment.

Este artículo lo escribió una persona seguramente peculiar. Un consejo: necesitas un mayordomo, no una pareja.
Un hombre que se porta como lo planteas tú va a ser Mr. Infelicidad y Mr.Frustración. ¿Es esto lo que aconsejas? ¿Quién quiere a su lado a un hombre frustrado?… El resultado sería una mujer frustrada.

¿Y si escribo lo mismo al revés? (;
Como hombre aconsejo sentidamente:

1 – No me escribas demasiados mensajes, la mayoría son tonterías, paranoias o preguntas trampa. Sé concreta, ve al grano. Y sobre todo propón algo de vez en cuando, dale, sin miedo…
2 – Cuando me lo estoy pasando bien, bebiendo con amigos, no interrumpas para cortar el rollo. No seas aguafiestas por default.
3 – Lleva tu también las bolsas de la compra, las maletas. Ayuda con lo que te permita tu físico.
4 – Si tienes que montar algo en tu casa, contrata a alguien. ¿A caso te pido que me planches la ropa?
5 – Si tengo mucho trabajo, no me estreses tú también.
6 – Ya que ganas más dinero que yo, paga tú cuando salimos. Hazme regalos útiles. Sorpréndeme comprando un viaje. Y sobre todo ayúdame a encontrar una fuente de dinero como la tuya.
7 – Cuando te cocino (siempre), trae algo, un vino, un dulce. Haz algo tú. Hará que quedes un poco mejor a mis ojos.
8 – Si estoy a mi bola mirando algo, leyendo o lo que sea, no interrumpas la buena energía con algo negativo o con necesidad de atención.
9 – Déjame ser sincero. Quiero poder decir y comportarme libremente sin sentir constantemente el juicio de tus esquemas. Como si tuviera que cumplir con algo que nunca se entiende muy bien qué es.

10 – Si yo cocino, tú friegas.
11 – Cuando sabes que tienes la regla, y eres de las que se pone muy nerviosa, no sueltes argumentos que luego no puedes manejar con claridad. A veces quedarse en casa es la mejor opción.
12 – ¡Aprende a cocinar! Las generaciones anteriores de mujeres, las abuelas, tenían el monopolio culinario de nuestros países. Era obligatorio y esto hizo que la reacción de mi generación fuera exorbitante. Hemos pasado del monopolio a no saber (vosotras) cocinar un huevo duro. Esto está mal pensado porque cocinar no es sólo una obligación, es un disfrute, es el mantenimiento de la cultura, es una manera para poder disfrutar sin depender de nadie.

13 – No pretendas que vaya siempre yo a buscar algo después del sexo. Ve tú -por lo menos el 50% de las veces- que has disfrutado tanto como yo. O más.
13a – No creas que es suficiente ser mujer para garantizar un buen sexo. Hay que aprender mil aspectos personales y físicos para poder hacer que el sexo sea un buen sexo.
13b – La misma sensibilidad que necesita vuestro sexo lo necesita un pene. Aprender, documentarse, preguntar, es una muy buena opción para conocer mejor a quien tienes en frente. Esto vale tanto para él, como para ella.
14 – No me pidas permiso para hacer nada. Si no eres capaz de decidir sola si algo está bien o mal, el asunto está feo.
15 – No molestes continuamente. Si es un instinto, contrólate. Yo quiero estar tranquilo y no tengo problemas, ¿por qué me los tienes que crear tú continuamente?
17 – Decide tú dónde vamos a cenar. O de viaje. Organiza, haz algo, resuelve algún problema, mueve el culo….
18 – Si quieres hacer algo conmigo, no te cortes.
19 – Yo quiero a las mujeres. Pero no por esto voy a hacer lo que quieren ellas.

Te puede interesar:

  • amor mio
    El poliamor según Andres Neumann
  • Poliamore
    La Época del Poliamor
  • JACK HYDE_2
    El psicópata opera en los social networks de Madrid
  • QUEDAMOS SOCIAL NETWORKS
    SOCIAL PARA QUEDAR
  • Enologa Un director mujer es una directora
    En Italia una directora es “un director mujer”
este tipo de dinámica es fruto de mala educación
hombres y mujeres tendrían que comportarse sin roles
los consejos de cosmopolitan en este caso son acertados
hay que escuchar más y pretender menos
sería mejor no pretender en absoluto
Final Thoughts

Tu opinión nos importa: ¿Algunos de estos consejos o reflexiones te parecieron acertados? ¿Eres una persona que pretende de su pareja? ¿Qué pretendes?

Overall Score 3.9
Readers Rating
1 votes
3.7